Centro de Estudios Legales sobre el Terrorismo y sus Víctimas

MENÚ

 

 

“Los llaman…jóvenes idealistas” por la Dra. Victoria Villarruel, Presidente de CELTYV

Los llaman… “jóvenes idealistas” es un libro que aborda la problemática de los setenta desde la perspectiva que se manifiesta ante los ojos de las víctimas; refleja así la visión del daño que causaron las organizaciones armadas a la sociedad, victimizada por los ideales de una juventud que encontró en la violencia las respuestas a sus necesidades más urgentes. Como dice su autora, “es la parte de la historia que falta contar”.

Es un libro fundamentalmente didáctico y ágil, apoyado en bibliografía de todas las tendencias, profusamente ilustrado con fotografías inéditas y documentos tanto del gobierno como de las organizaciones armadas. Su diseño facilita la comprensión de una época clandestina y engañosa, que a treinta años de los hechos continúa afectando la realidad cotidiana de los argentinos. Los temas están pensados para que continúen como factores de motivación sobre las inquietudes intelectuales de los lectores y sirvan de introducción a lecturas más específicas.

Además del relato histórico de los hechos y su contexto, tiene la particularidad de presentar historias de víctimas del terrorismo desconocidas para la opinión pública, quienes sufrieron la acción directa de los “jóvenes idealistas”; allí se puede encontrar la crónica de las circunstancias que éstas afrontaron. Gente del común que un día se levantó para ir a trabajar y en un instante su vida y la de sus familiares ya no volvió a ser la misma: cambió para siempre.

A veces nos sentamos frente al televisor a contemplar con estupor cómo en vivo y en directo se caen las torres de New York o explota un coche bomba en España, en Israel o en la India. Nos parecen hechos lejanos, de otra realidad, casi de ficción, y no caemos en la cuenta que estos procesos violentos los tuvimos en nuestra historia reciente, en nuestra ciudad, en nuestro vecindario. La memoria colectiva no los registra, precisamente porque es subjetiva; sin embargo, los hechos y sus víctimas también forman parte del pasado de la Argentina y están en su historia, allí al alcance de la mano, esperando que el historiador, el periodista o la sociedad, los rescate para que se incorporen a la memoria activa.